Plazo fijo: Economía insta a bancos argentinos a subir la tasa al nivel de las LECAPS

Plazo fijo: Economía insta a bancos argentinos a subir la tasa al nivel de las LECAPS

La sugerencia del Ministerio de Economía a los bancos argentinos de incrementar las tasas de interés para los plazos fijos, equiparándolas a las LECAPS, ha generado controversia. A pesar de la recomendación, los bancos no han ajustado sus tasas, lo que provoca rendimientos negativos para los ahorristas en un contexto de inflación.
Autor: Dolar Hoy
-1,03%
Compra
$1410,00
Venta
$1440,00
Compra
$1410,00
Venta
$1440,00
0,21%
Compra
$904,50
Venta
$1511,20
Compra
$904,50
Venta
$1511,20
Los bancos argentinos continúan haciendo oídos sordos a las sugerencias del Ministerio de Economía sobre las tasas de interés. El hecho de haber bajado tanto los tipos de interés generó una corrida cambiaria que no estaba en los planes del Gobierno. A pesar de las recomendaciones del ministro de Economía, Luis Caputo, aún no han incrementado las tasas de interés para los plazos fijos. Durante el Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), Caputo instó a los bancos a dejar de usar la tasa de interés de la política monetaria como referencia para sus estrategias comerciales y a considerar en su lugar la tasa de las LECAPS, las nuevas letras del Tesoro Nacional. Sin embargo, luego de la liberalización de las tasas, se ha generado una situación similar a la sucedida con las prepagas, donde ahora el Gobierno pide que aumenten los rendimientos de los plazos fijos que en comparación con la inflación son negativos e irrisorios. En semanas anteriores, el Banco Central redujo drásticamente su tasa de interés a un 40% anual, lo que llevó a los bancos a bajar las tasas de interés de los plazos fijos alrededor del 30% anual, ofreciendo un rendimiento para los ahorristas entre 2,5% y 3%, dependiendo de la entidad financiera. Paralelamente, con el objetivo de fomentar la migración de deuda hacia el Tesoro Nacional, se emitieron LECAPS a una tasa fija del 48%, suscritas principalmente por los bancos. Basándose en este nuevo esquema, Caputo resaltó que los bancos deberían considerar la tasa de las LECAPS como referencia para ofrecer mejores tasas a sus depositantes. Esta situación destaca la tensión entre las políticas económicas y las prácticas bancarias, impactando tanto a los ahorristas como al mercado de divisas.